martes, 23 de abril de 2013

"Diada de Sant Jordi"

Hoy Diada de Sant Jordi, día de mucha tradición catalana, estamos seguros que nadie habrá pasado por alto esta celebración, a nadie se le habrá podido olvidar ni su libro ni su rosa, hoy toda la prensa, escrita, vista y oída, nos habla de Sant Jordi, de su leyenda y de su historia, para muchos, hoy será el único día del año que lee un libro, que visita una librería y /o una floristería, bueno, una floristería la visitamos más durante el año ya que por desgracia tenemos muchos difuntos que recordar en alguna otra fecha señalada.

Hablemos de fiestas, ya que hoy es fiesta catalana sin igual, de fuerte tradición cultural.

Nosotros no hablaremos de dragones ni de rosas ni de leyendas ni libros, hablaremos de cultura, de tradición, porque somos un país de mucha cultura tradicional y para todos los gustos.

Es normal que en Andalucía, durante la Semana Santa haya personas que lastimen su cuerpo hasta hacerse sangre.

Es normal que en Valencia quemen sus enormes y magníficos trabajos que durante todo un año les ha costado sangre, sudor y lagrimas crearlos.

Es normal que en Buñol se lo pasen en grande lanzándose tomates unos a otros.

Es normal que en Pamplona la gente se juegue la vida corriendo delante de los toros.

Es normal que en Jaén se tire una pava desde un campanario.

Es normal que en La Rioja la gente luche bañados en vino en su tradicional batalla.

Todas son tradiciones y muchos son los lugares, grandes y pequeños, que tienen sus tradiciones, más o menos populares, pero únicas, para cada uno de sus ciudadanos, como las nuestras, los catalanes, que tenemos alguna más fuerte que otra, como la correr delante de unos toros con los cuernos en llamas, otras que aunque parezca violenta, al final es algo tan entrañable como darle palos a un tronco para que nos cague regalos en Navidad.

Pero hoy toca hablar de Sant Jordi, felicidades a todos aquellos que hoy celebran su día, tanto por su nombre, como por que les guste la literatura o simplemente se sientan enamorados de alguien o de la vida misma, tanto como para poder admirar en todo su esplendor una simple rosa, aunque eso nos haga una vez más caer en el consumismo.

Feliz Sant Jordi a to2.



Próximos Talleres y Eventos